Miércoles, 16 Mayo 2018 11:19

La libre competencia

Escrito por  F√©lix Bautista
Twitter: @SenadorSanJuan Twitter: @SenadorSanJuan

La Republica Dominicana reconoce la libertad de empresa, en el marco de una econom√≠a de mercado y la garant√≠a y protecci√≥n por los poderes p√ļblicos. Uno de los elementos claves de la pol√≠tica econ√≥mica actual y que promueve la productividad y los procesos del mercado, es lo relativo a la defensa de la competencia, conjuntamente con otros factores de regulaci√≥n de la actividad econ√≥mica.

El art√≠culo 50 de la Constituci√≥n dominicana reconoce el derecho a la libertad de empresa como parte del cat√°logo de derechos econ√≥micos y sociales. En su parte capital, consagra que el ‚ÄúEl Estado reconoce y garantiza la libre empresa, comercio e industria‚ÄĚ, sin m√°s limitaciones que las que especialmente dispongan las normativas.

El numeral 1 del indicado art√≠culo, dispone como una de las obligaciones del Estado, favorecer y velar por ‚Äúla competencia libre y leal‚ÄĚ y obliga a que sean adoptadas las medidas necesarias para ‚Äúevitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio y del abuso de posici√≥n dominante‚ÄĚ.

La preocupaci√≥n por la libertad empresarial radica en la necesidad de que los Estados que forman parte de lo que se conoce como ‚Äúeconom√≠a social de mercado‚ÄĚ, liderada por la oferta y la demanda, deben contar con regulaciones que permitan a las personas ‚Äúdedicarse libremente a la actividad econ√≥mica de su preferencia‚ÄĚ, y que sus actividades se realicen con est√°ndares m√≠nimos que garanticen los dos elementos esenciales de la competencia: la libertad y la lealtad. Esto es, competencia libre y leal.

La libre competencia se basa fundamentalmente, en la libertad de elección tanto para el consumidor, como para el productor. La competencia leal, presupone un comportamiento ético frente a los competidores, más allá de los intereses encontrados para posicionarse en el mercado.

La Rep√ļblica Dominicana cuenta, desde el a√Īo 2008, con la Ley General de Defensa de la Competencia, No. 42-08. Esta normativa deviene, fundamentalmente, por la necesidad de dotar al pa√≠s de una legislaci√≥n que garantice y afiance el posicionamiento nacional dentro del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos y Centroam√©rica (DR-CAFTA), mediante el establecimiento de pol√≠ticas que impidan posibles actos anticompetitivos, que limiten la entrada al mercado de nuevos productos o empresas.

Su objeto es promover y defender la competencia efectiva para incrementar la eficiencia económica en los mercados de bienes y servicios, a fin de generar beneficio y valor en favor de los consumidores o usuarios. La norma crea la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, como ente encargado de materializar el objeto de la Ley, por medio de investigaciones, informes, reglamentos, resoluciones y sanciones.

De igual modo, la Ley 1-12, sobre la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030 (END), establece en el objetivo general 3.3, el prop√≥sito de lograr la ‚Äúcompetitividad e innovaci√≥n en un ambiente favorable a la cooperaci√≥n y la responsabilidad social‚ÄĚ. Para ello, la END traza como l√≠neas de acci√≥n la necesidad de promover el funcionamiento de un mercado nacional libre de abusos de posici√≥n dominante, concepto que alude a ciertos actos o conductas dentro del tipo de pr√°cticas que se consideran anticompetitivas.

La competencia libre y leal es especialmente relevante en la era de la globalizaci√≥n donde las relaciones corporativas han adquirido alto grado de complejidad y poder de influencia en los mercados mundiales, lo que permite que empresas multinacionales puedan representar una amenaza para las peque√Īas y medianas empresas locales.

De ahí que, en el ámbito local, los gobiernos procuran fomentar una cultura de respeto al derecho de libre competencia, con énfasis en el comportamiento ético y leal de las empresas, como parte del sistema económico estatal, para orientar sus resultados al logro de los objetivos del desarrollo humano.  A nivel global, se persigue el fortalecimiento y consolidación de las leyes de libre competencia y de las agencias y organismos autónomos que velan por el respeto a las normas.

Como prueba a lo anterior, se destaca la reciente celebraci√≥n en el pa√≠s de la Primera Cumbre Subregional de Jefes de Autoridades de Competencia de Centroam√©rica, El Caribe y M√©xico, evento celebrado los d√≠as 21 y 22 de abril de 2015, con el objetivo de dise√Īar una agenda multilateral que propicie un clima de mayores oportunidades de desarrollo y fortalecimiento para las agencias de competencia de la regi√≥n latinoamericana.

El fortalecimiento institucional de los organismos encargados de velar porque los pa√≠ses presenten un ambiente favorable para la competencia libre y leal, es uno de los factores tomados en consideraci√≥n para determinar el grado de competitividad de una naci√≥n. En el √≠ndice Global de Competitividad 2017-2018, elaborado por el Foro Econ√≥mico Mundial, los pa√≠ses m√°s competentes en el orden que se enumera son: Suiza, Estados Unidos, Singapur, Holanda y Alemania, seguidos por Hong Kong, Suecia, Reino Unido, Jap√≥n y Finlandia. En este escenario, la Rep√ļblica Dominicana ocupa el lugar n√ļmero 104 a nivel mundial, de un total de 137 pa√≠ses y el puesto 16 de 19 pa√≠ses de la regi√≥n latinoamericana.

El referido informe explica que, aunque se centra principalmente en las instituciones p√ļblicas, las empresas privadas son igualmente un elemento importante en el proceso de crear riquezas y bienestar: ‚Äúuna econom√≠a se beneficia de negocios que son confiables, y en los que sus directores respeten pr√°cticas √©ticas en sus negociaciones con el gobierno, con otras empresas y con el p√ļblico en general.‚ÄĚ

A fines de reforzar las pr√°cticas de competencia libre y leal se encuentra en implementaci√≥n desde el Consejo Nacional de Competitividad, un Plan de Acci√≥n P√ļblico-privado, para fortalecer la cultura de la competencia, fundamentada en principios √©ticos y leales que beneficien a la Rep√ļblica Dominicana y su posicionamiento en la econom√≠a mundial. La ejecuci√≥n de este plan permitir√° que las empresas puedan seguir compitiendo de forma libre y en condiciones de lealtad en los mercados nacionales e internacionales.