Miércoles, 16 Mayo 2018 11:16

Reinaldo quedó en la gatera

Escrito por  Alfredo Freites
Por Alfredo Freites Por Alfredo Freites

Varias veces he visto el vídeo con la presentación de Reinaldo Pared Pérez como precandidato presidencial del PLD. Hurgué entre líneas por variables que  satisfagan  mi curiosidad. Quiero parar de especular pero mis adentros reclaman expresar sin miramientos ni titubeos el entresijo que percibo. Debo detallar el intríngulis de esta película breve de contenido político con atisbos de miedo.

El video fue como un ‚Äúremake‚ÄĚ de su presentaci√≥n para el 2016. Tengo que confesar que Reinaldo vaci√≥ mis expectativas. Dej√≥ exang√ľe mi inter√©s previo. Qued√© fam√©lico de inter√©s. Revis√© una y otra vez buscando en el texto visual alg√ļn indicio de c√≥digo secreto, pero las lecturas de los trabajos de Dan Brown no me sirvieron de ayuda. Entre comas y comillas escarb√© por alg√ļn indicio de c√≥digo Morse, pero nada. Diligencias infructuosas. La presentaci√≥n de mi apreciado amigo fue algo fr√≠o, como pescado sacado del congelador y lanzado a la parrilla sin que se atemperara. Le falt√≥ calor humano.

Estoy convencido de que esa presentaci√≥n no fue algo improvisado. Reinaldo es amante de las cosas bien hechas, le gusta lo bonito y el v√≠deo lo fue. El escenario parec√≠a el decorado para un comercial de producto de belleza. El mismo protagonista luc√≠a como oficinista de clase media, bien maquillado, la mirada fija en el ‚Äútelepronter‚ÄĚ y una dicci√≥n de academia. Muy apuesto, pens√© al verlo. El anuncio fue como un globo de helio que se eleva silenciosamente. Un v√≠deo grabado con dos √°ngulos de c√°maras y un narrador que bien pudo haber sido locutor para un documental de la obra de Danilo. Si sustituimos a Reinaldo por el aspirante a la repostulacion hubiera sido lo mismo. La extensa parrafada f√≠lmica eran loas de la gesti√≥n del gobierno actual. Que este gobierno es excelente no lo dijo Danilo sino un aspirante presidencial.

Si confieso que me decepcionó, lo siento. No puedo callarme. El sigilo con que se manejó el pretendido aspirante presidencial es la parte donde habló del miedo. Es como si por adelantado supiera que es luciérnaga matutina aniquilable por la potente luz de la ambición reeleccionista.

Lo potable era cantar las glorias del PLD exaltando las obras de Leonel y Danilo, sus precursores, y declarándose continuador de las gestiones con equis o tales proyectos porque es el joven que conecta con los votantes futuros y tiene la energía para encabezarlos.

El lance de una candidatura no es noticia.