Jueves, 08 Febrero 2018 10:54

PLD: ¬°Fumata blanca!

Escrito por  C√©sar Medina
Por César Medina Por C√©sar Medina

Fuera de una intervenci√≥n destemplada de Felucho Jim√©nez dirigida directamente contra Leonel Fern√°ndez, en la reuni√≥n del Comit√© Pol√≠tico pelede√≠sta del pasado lunes se evidenci√≥ que la armon√≠a ha ganado espacio en sus grupos hegem√≥nicos, y hasta el propio Leonel, a tono de chanza, coment√≥ que de la chimenea de su partido sale ‚Äúfumata blanca‚ÄĚ.

No es inusual que en ese tipo de encuentro en que corresponde a los dos líderes peledeístas compartir uno al lado del otro se produzcan conversaciones discretas, entre ellos casi siempre de escasa duración, pero el pasado lunes tuvieron diálogos extendidos que a todos llamaron la atención, sobre todo en un momento en que ambos estallaron en una carcajada estruendosa.

- ¬ŅSe puede saber cu√°l es el chiste?, pregunt√≥ m√°s o menos con esas palabras Carlos Amarante Baret.

‚ÄúEso es fumata blanca√Ė‚ÄĚ, respondi√≥ Leonel distendido y muerto de risa, haciendo alusi√≥n al momento cuando el C√≥nclave Cardenalicio se pone de acuerdo para elegir a un nuevo Papa y de la chimenea de la Capilla Sixtina sale humo blanco: ¬°Habemus Papam!

Hasta ese momento no se hab√≠a producido la intervenci√≥n de Felucho que calde√≥ los √°nimos en el sal√≥n por considerarse una provocaci√≥n innecesaria al presidente del partido. El asunto tuvo que ver con la actitud que le atribuye Felucho a Leonel en violaci√≥n --seg√ļn √©l--, de acuerdos de CP en procura de solucionar diferencias internas en ese √≥rgano partidario.

Al final se buscó una fórmula acogida por todas las partes en lo relativo a la ley de partidos políticos: que el proyecto retorne al Congreso y que en ese escenario cada legislador y cada partido asuma la responsabilidad que le corresponda. El incidente entre Felucho y Leonel, sin embargo, anticipó lo que ocurrirá en el PLD cuando su CP deje abiertas las compuertas de un debate abierto entre sus 35 dirigentes...

¬ŅCu√°l es el prop√≥sito?

Es evidente que al sacar el proyecto de partidos de su área de influencia, el Comité Político peledeísta mata dos pájaros de un tiro: Se descarga de esa enorme responsabilidad remitiéndola a la instancia de su competencia, y de paso manda esa iniciativa a un limbo del que difícilmente pueda salir sancionado, lo cual parece ser el propósito final de la máxima instancia de dirección peledeísta.

La presi√≥n de la calle hace menos mella en el Congreso que en el liderazgo m√°ximo del PLD, en especial porque all√≠ est√°n el gobierno, el presidente Medina y el expresidente Fern√°ndez, que tienen que dar la cara por cada decisi√≥n trascendente que involucre a su partido. Adem√°s, resulta mucho m√°s dif√≠cil presionar al Congreso por una decisi√≥n de esa magnitud que violentar al Ejecutivo para que tome acciones administrativas que favorezcan a la oposici√≥n. Por ejemplo, dejar en el limbo la ley de partidos y obligar a la Junta Central Electoral a aplicar algunas normativas --en especial en lo referente a la propaganda pol√≠tica, la campa√Īa electoral, el financiamiento econ√≥mico--, que son muy sensitivas y que se contemplan en la iniciativa que se debate en el Congreso. Esas normativas rozan prerrogativas constitucionales que, sin ninguna duda, ser√°n invocadas por partidos o personas que puedan verse afectadas con su aplicaci√≥n administrativa.

 

Al Tribunal Constitucional

El Tribunal Constitucional probablemente tendr√° mucho trabajo a partir del momento en que la JCE se vea forzada a aplicar normativas regulatorias en la pr√≥xima campa√Īa electoral en vista de que luce evidente que la nueva ley de partidos no ser√° sancionada antes de las pr√≥ximas elecciones.

 

La parte m√°s espinosa del tema surge con el financiamiento a los partidos y a los candidatos. A los propios partidos no les conviene que sus cotizantes aparezcan en listas p√ļblicas, en particular las grandes empresas que financian sus actividades... Pero a los empresarios tampoco.

 

...Y cuando se trate de candidatos de dudosa reputaci√≥n, ‚Äúah√≠ es que esa pintura es dura‚ÄĚ.

 

¡Qué se prepare el TC!