Mi茅rcoles, 10 Enero 2018 11:02

Leonel va en serio

Escrito por  Alfredo Freites
Por Alfredo Freites Por Alfredo Freites

Todo indica que esta vez el ex presidente Leonel Fern谩ndez no esperar谩 sentir para donde soplan los vientos y timonea con cautela su proyecto presidencial en las aguas del PLD. El nuevo a帽o atrap贸 al presidente de los morados soldando voluntades en Estados Unidos mientras que aqu铆 sus parciales procuran fi rmas de respaldo.

Diligencia oportunamente con los miembros del partido y los simpatizantes externos.

En el PLD parece haber una calma chicha, pero a lo callado hay un mar de fondo. Los que est谩n en control del gobierno quisieran postergar el tema hasta lo indecible para resolver con un movimiento de manos, al estilo de Mandrake El Mago.

La gente atenta a la pol铆tica sabe que lo de Leonel ya no es amagar y no dar.

La cosa va en serio. La b煤squeda de dos millones de fi rmas como sustento a su proyecto pol铆tico ser谩, al mismo tiempo, una advertencia. Es una afi rmativa lectura sin letras; ser谩 con el escudo o sobre el escudo pelede铆stas.

Una soportante de tal dimensi贸n de electores lo tornar铆a presidenciable para cualquier entidad pol铆tica.

El doctor Fern谩ndez tiene en este per铆odo un matiz diferente. Se arropa con el manto constitucional y no quiere ceder para que sigan deteriorando la carta fundamental contentiva de las reglas de juego. La Constituci贸n del 2010 es su obra y la cuida. Un detalle que demuestra el apego de Leonel a la Constituci贸n es su defensa de las primarias cerradas. El funcionamiento de los partidos est谩 anclado en el reconocimiento jur铆dico de que son entes con libertad de operaci贸n, con sus propias reglas. La Carta Magna preserva los colectivos de las apetencias del poder en cualquier fecha.

Las primarias abiertas son un bocado f谩cil para el poder gubernamental.

Hay que cuidar el modus operandi de los partidos y evitar que el dinero f谩cil corrompa sus operaciones. Un vistazo al r茅gimen de partidos muestra, sin ambages, la erosi贸n que ha causado la ambici贸n desmedida y la corrupci贸n fomentada desde el poder.

Leonel Fern谩ndez, como pasado presidente, sabe hasta d贸nde puede llegar la falta de escr煤pulos para comprar voluntades. Su proyecto pol铆tico se asienta en la defensa de la Constituci贸n dominicana. Son otros tiempos, aunque parezca que retrocedemos con la ambici贸n sin l铆mites. Ya hay pol铆ticos en defensa de la ley de leyes. El pa铆s no debe permitir otras modifi caciones constitucionales para favorecer la reelecci贸n. La candidatura leonelista va en serio.