Finalmente se impusieron los golpistas corruptos sobre Dilma

S√°bado, 03 Septiembre 2016 14:07 Escrito por  Publicado en EDITORIAL Visto 534 veces

La presidenta de Brasil, Dilma Rouseff, la tiene difícil para ganar la batalla política que libra en el Senado de su país para mantenerse en el poder que le confirieron 54 millones de votantes.

 

Ha quedado más que evidente que contra la presidenta Rouseff se orquestó una conspiración movida por legisladores involucrados en escandalosos casos de corrupción.

 

Contra la mandataria no ha salido ning√ļn elemento que la se√Īale como part√≠cipe de esos actos de corrupci√≥n, cuya persecuci√≥n motoriz√≥ ella misma.

 

Esos mismos acusados y se√Īalados por corrupci√≥n hoy est√°n a punto de sacar del poder a una Presidenta a la que sus propios detractores reconocen su honestidad en el manejo de la cosa p√ļblica.

 

Un grupo de legisladores se unió a un cuestionado Vicepresidente para crear una mayoría congresional y sacar del Poder a una Presidenta.

 

Permitir que con la conformación de una mayoría un Congreso opositor pueda desterrar del poder a un presidente electo por el voto popular dará pie a muchas crisis políticas.

 

Los argumentos que se usen no tendr√°n importancia, pues al final se impondr√° el voto de unos cuantos congresistas para deshacer la voluntad popular.

 

Los gobiernos de América Latina han sido muy tímidos ante ese golpe de Estado blando que se fragua en Brasil.

La OEA ha sido poco activa frente a este caso.

 

Rouseff puede que sea sacada del poder y que a pocos de sus colegas de la región les importe algo, pero pueden empezarse a ver en ese espejo.