Se nos fue Hamlet Hermann P茅rez, gran perdida para el Pa铆s

Viernes, 22 Enero 2016 18:20 Escrito por  Publicado en EDITORIAL Visto 704 veces

Hamlet Hermann P茅rez no era solo el exguerrillero que se jug贸 la vida en defensa de la democracia y las libertades. Ni el intelectual que hizo valiosos aportes a la bibliograf铆a con la publicaci贸n de diferentes obras. Ni el deportista que represent贸 al pa铆s en competencias nacionales e internacionales. Era tambi茅n un gran ciudadano.

A sus 81 a帽os de edad era un hombre con muchas energ铆as, un batallador incansable por las mejores causas. Su mejor historia no es ninguna de las que escribi贸 con su pluma, sino la que plasm贸 con su vida. Como hombre de acci贸n, que sin caer en radicalismos jam谩s transigi贸 con sus principios, el infarto que le caus贸 la muerte lo sorprendi贸 en la calle, mientras conduc铆a su veh铆culo por la avenida George Washington.

Hab铆a nacido el 5 de octubre de 1934 y en 1957 se gradu贸 de Ingeniero Civil en la Universidad de Santo Domingo. Desempe帽谩ndose como director del Colegio Universitario y profesor de la UASD abandon贸 las funciones para acompa帽ar al coronel Francisco Alberto Caama帽o De帽贸 en la expedici贸n guerrillera que este encabez贸 en 1973. Antes, tambi茅n hab铆a participado en la gesta de abril de 1965.

De su experiencia en la expedici贸n de Playa Caracoles, en la que Caama帽o De帽贸 fue capturado y fusilado, result贸 鈥淓l guerrillero y el general鈥, el ensayo que escribi贸 con el general Ramiro Matos Gonz谩lez, uno de los comandantes de las tropas que combatieron a los expedicionarios en diferentes puntos de San Jos茅 de Ocoa y la Cordillera Septentrional.

En los 煤ltimos tiempos Hermann P茅rez, que como profesional de la ingenier铆a particip贸 en el dise帽o y construcci贸n de grandes edificaciones urbanas, las principales autopistas y los dos principales aeropuertos, estaba dedicado a la producci贸n intelectual. Su obra m谩s reciente fue 鈥淔idel, Trujillo, USA 1958-1961鈥, publicada en 2014. Se trata de un recuento de una coyuntura hist贸rica antillana que para 茅l hab铆a resultado determinante para reorientar la lucha de los pueblos latinoamericanos contra las dictaduras militares.

Ese Hamlet que se acaba de marchar, que fue pelotero, dirigente deportivo, guerrillero, escritor, educador, era, sobre todo, un ciudadano que siempre estuvo al lado de las causas por las libertades y la justicia social. Un ciudadano que nunca baj贸 la guardia ni pas贸 facturas por sus aportes a la patria. Su muerte constituye una gran p茅rdida para los mejores intereses nacionales.