Tercer per铆odo seguido tiende a generar crisis pol铆tica y crispaci贸n social

Lunes, 26 Marzo 2018 09:24 Escrito por  Fuente Publicado en NACIONALES
Tercer período seguido tiende a generar crisis política y crispación social El Pacto por la Democracia se firm贸 en el Palacio Nacional luego de un acuerdo entre los distintos partidos pol铆ticos.

La posible reelecci贸n de Medina est谩 planteada, aunque el gobernante ha dicho en varias ocasiones que no ir铆a

Santo Domingo, DN.- A prop贸sito de que en el pa铆s se debate la posibilidad de que el presidente Danilo Medina puede optar por un tercer per铆odo consecutivo para la Presidencia de la Rep煤blica a pesar de que est谩 impedido constitucionalmente, la historia pol铆tica de la Rep煤blica Dominicana de los 煤ltimos 52 a帽os ense帽a que esa pr谩ctica genera crisis pol铆tica, crispaci贸n social y rechazo.

El rechazo generalizado que ha cosechado la instancia de inconstitucionalidad al vig茅simo art铆culo transitorio de la Constituci贸n que busca habilitar al presidente Medina para que pueda ser candidato en el 2020, no es una reacci贸n nueva en la Rep煤blica Dominicana cuando se trata de un gobernante en ejercicio que busca un tercer per铆odo consecutivo. Joaqu铆n Balaguer lo hizo en el 1974 y en el 1994, en las dos ocasiones el pa铆s se sumi贸 en una crisis pol铆tica e institucional que pag贸 con una derrota en las urnas en el 1978 y el recorte de dos a帽os al per铆odo presidencial del 1994-1998.

Para el 2012, Leonel Fern谩ndez conclu铆a su segundo mandato consecutivo y hasta el 煤ltimo momento en el 2011 tante贸 la posibilidad de postularse para un tercer per铆odo seguido. Con ese prop贸sito se recolectaron dos millones de firmas, 27 senadores fueron al Palacio a entregarle una carta de apoyo en cualquier 鈥渄ecisi贸n que tomara en ese sentido鈥. Seg煤n las interpretaciones jur铆dicas que se hicieron a la Carta Magna vigente en ese momento, legalmente pod铆a seguir, por tanto no ten铆a que reformar la Constituci贸n. La valoraci贸n de Fern谩ndez como presidente de la Rep煤blica rondaba en 60% seg煤n la encuesta Greember Diario Libre, de marzo del 2012.

A pesar de todo eso, los factores en contra pesaron m谩s. La oposici贸n que Danilo Medina le hizo a lo interno del Partido de la Liberaci贸n Dominicana (PLD) indicaba una alta posibilidad de producir un cisma en esa organizaci贸n. Fern谩ndez tambi茅n encontr贸 el rechazo de la Iglesia cat贸lica y la sociedad civil organizada. El cardenal Nicol谩s de Jes煤s L贸pez Rodr铆guez declar贸 en ese momento: 鈥淧ersonalmente creo que el presidente, que convoc贸 con tanto entusiasmo la redacci贸n de esa Constituci贸n que fue dialogada y consensuada en el pa铆s, me parece que es m谩s elegante que se mantengan las cosas como dice la Constituci贸n鈥.

Monse帽or Agripino N煤帽ez Collado tambi茅n se inclin贸 por ese planteamiento. 鈥淣o cabe en mi cabeza pensar o ver al presidente solicitando que su Constituci贸n sea acomodada para que 茅l pueda, precisamente, violarla o hacer una nueva Constituci贸n. En mi cabeza no cabe, o no me imagino al presidente teniendo una iniciativa de reforma constitucional para abrirse camino a la continuidad鈥, sostuvo. Finalmente el 9 de abril del 2011, Leonel inform贸 que declinar铆a. 鈥淟a preocupaci贸n de que si intentase responder positivamente a las peticiones de diversos sectores de la vida nacional en favor de una nueva candidatura presidencial en el a帽o 2012, se estar铆a reproduciendo una antigua y rechazada pr谩ctica hist贸rica nacional de pretender perpetuarse en el poder鈥, argument贸.

La crisis del 1994

La crisis pol铆tica m谩s aguda que ha tenido la democracia dominicana en los 煤ltimos 40 a帽os se produjo en el 1994, luego de las elecciones de ese a帽o que fueron polarizadas entre el presidente Joaqu铆n Balaguer que se postul贸 para un tercer per铆odo consecutivo luego que gan贸 las elecciones del 1986 y del 1990 y Jos茅 Francisco Pe帽a G贸mez, por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Seg煤n lo documentado en ese momento, Balaguer habr铆a recurrido al fraude para despojar a Pe帽a G贸mez de la Presidencia, lo que gener贸 una crisis postelectoral que necesit贸 la intervenci贸n de la OEA y tuvo como mediador a John Graham, jefe de la misi贸n de observadores para esos comicios. Tambi茅n intervinieron actores de primera l铆nea de la Iglesia como el cardenal L贸pez Rodr铆guez y monse帽or Agripino N煤帽ez Collado. El 8 de agosto de 1994, en el Palacio Nacional, se firm贸 un acuerdo pol铆tico entre el PRSC, el PRD y el PLD, que implic贸 una reforma constitucional y el recorte del per铆odo a Balaguer, a quien la JCE hab铆a declarado ganador.

驴Y ahora?

La posible reelecci贸n del presidente Medina est谩 planteada, aunque el gobernante ha dicho en varias ocasiones que no ir铆a a un tercer per铆odo consecutivo. Los riesgos son altos. La experiencia m谩s reciente as铆 lo sugiere. La reelecci贸n de 2016 gener贸 una escisi贸n en el PLD que podr铆a considerarse la crisis m谩s aguda en la historia de ese partido. Un proyecto similar implicar铆a una modificaci贸n de la Constituci贸n que 茅l mismo impuls贸.

Tendr铆a un costo pol铆tico demasiado elevado si se juzga por las reacciones que gener贸 en las primeras 48 horas la informaci贸n sobre una instancia ante el Tribunal Constitucional que busca eliminar la vig茅sima disposici贸n transitoria de la Constituci贸n.

Esa disposici贸n establece que 鈥渆n caso de que el presidente de la Rep煤blica correspondiente al per铆odo constitucional 2012-2016 sea candidato al mismo cargo para el per铆odo constitucional 2016-2020, no podr谩 presentarse para el siguiente per铆odo ni a ning煤n otro per铆odo, as铆 como tampoco a la Vicepresidencia de la Rep煤blica鈥. No podr铆a descartarse que un proyecto de reforma constitucional a trav茅s de una Asamblea Revisora tenga mayores reacciones que las generadas por la instancia ante el Tribunal Constitucional en pro de la eliminaci贸n de la vig茅sima disposici贸n transitoria.

En consecuencia, crear un escenario favorable para modificar la Constituci贸n conlleva vencer fuertes obst谩culos, y afrontar riesgos mayores, muy dif铆ciles de superar.

驴Estar铆a el presidente Danilo Medina decidido a recorrer un camino tan escabroso para intentar continuar en el poder?聽

La experiencia del 1974 y el 1978

Cuando Joaqu铆n Balaguer lleg贸 al poder en el 1966, la democracia dominicana era un ensayo, pues cinco a帽os antes, en el 1961, hab铆a salido de una dictadura de 31 a帽os. La oposici贸n, encabezada por el PRD, se abstuvo de participar en las elecciones del 1970 y el 1974.

En el caso espec铆fico del proceso electoral del 1974, se conform贸 la coalici贸n conocida como el 鈥淎cuerdo de Santiago鈥, encabezado por el PRD y varios partidos y postularon a Antonio Guzm谩n Fern谩ndez a la Presidencia, pero un d铆a antes de las elecciones se retir贸 y bajo esas condiciones Balaguer continu贸 en el poder por un nuevo per铆odo de 4 a帽os.

En el 1978, el PRD volvi贸 a encabezar una alianza y de nuevo postul贸 a Guzm谩n Fern谩ndez, que gan贸 esas elecciones.

Recurso

El recurso del abogado Fredermido Ferreras D铆az gener贸 rechazo de los partidos y la sociedad civil.

Cr茅dito/ElCaribe.com.do