El 2018 pondrá a prueba quién ganará en el 2020

Mi√©rcoles, 10 Enero 2018 10:57 Escrito por  Fuente Publicado en NACIONALES

Santo Domingo, DN.- Al despuntar el a√Īo 2018, dos circunstancias confluyen en el panorama pol√≠tico nacional: la disputa de Danilo Medina y Leonel Fern√°ndez que frena la aprobaci√≥n en el Congreso Nacional de la Ley de Partidos, y la inexistencia de la oposici√≥n por una combinaci√≥n de falta de liderazgo con visi√≥n y decisi√≥n para reclamar esta ley que se supone pondr√° fin a la competencia desleal entre partidos gobernantes y opositores.

La gran ausente es la colectividad nacional que no presiona a esos dos dirigentes del gobernante Partido de la Liberaci√≥n Dominicana (PLD) para que ‚Äúdestrampen‚ÄĚ la aprobaci√≥n de la Ley de Partidos.

Resulta irritante que una demanda nacional como es la Ley de Partidos y la modificación de la Ley Electoral, no sean objeto de firmes reclamos por las organizaciones cívicas y los partidos de oposición.

Esa inacción social en reclamo de la Ley de Partidos para poner fin a la competencia del dinero, a la infiltración del narcotráfico, la corrupción y las mafias en la representación política, pone en evidencia la decadencia de la eterna vocación democrática del pueblo dominicano.

Aunque la Junta Central Electoral se desga√Īita pidiendo la aprobaci√≥n de la Ley de Partidos porque su demora impedir√≠a aplicarla para las elecciones de 2020, el PLD no convoca a su Comit√© Pol√≠tico para tomar la decisi√≥n de si apoyan las primarias abiertas y simult√°neas con el padr√≥n de la Junta Central Electoral, como favorece Danilo Medina, o si como respalda Leonel Fern√°ndez deciden que sea con el padr√≥n de los partidos.

Para no tensar las diferencias, prefieren que la sociedad dominicana permanezca en la tiniebla de que quien m√°s dinero tenga, mejor ventaja ocupe para obtener candidaturas.

A los ciudadanos parece que poco les importa con cuál padrón se escogen los candidatos, pero es innegable que para los aspirantes presidenciales -que ya han sido presidentes- esto es crucial por la posición que ocupan.

Leonel, consciente de que el presidente Medina tiene una mayor exposici√≥n p√ļblica y una relaci√≥n y aceptaci√≥n directa con los poderes f√°cticos, quiere que el candidato presidencial se escoja por el voto de los ‚Äúmiembros‚ÄĚ del PLD; Danilo, tambi√©n consciente de su may√ļscula proyecci√≥n por todos los medios, quiere que el candidato se seleccione por el voto universal con el padr√≥n de la Junta Central Electoral.

Lo extra√Īo es que al interior del Partido Revolucionario Moderno (PRM), el tambi√©n expresidente Hip√≥lito Mej√≠a favorezca primarias abiertas frente a Luis Abinader, que apoya las primarias con el padr√≥n del partido que desea representar.

En minoría, Hipólito acepta las primarias internas en su partido y no hace proselitismo para que se aprueben en el Congreso Nacional.

Mientras los jefes del PLD contin√ļan con su desacuerdo y paralizan en el Congreso Nacional la aprobaci√≥n de la Ley de Partidos, sin que empresarios, sociedad civil, medios de comunicaci√≥n (excepto el List√≠n que ayer public√≥ un editorial reclamando la Ley de Partidos) digan ‚Äúesta boca es m√≠a‚ÄĚ, el pa√≠s parece seguir su agitado ritmo para beneficio de ignorantes con ‚Äúcuarto‚ÄĚ que escalan y hunden a la Rep√ļblica Dominicana en el abismo.

Comienza el juego

Como si se tratara de un juego de ni√Īos, tanto el sector pelede√≠sta de Leonel Fern√°ndez como el de Danilo Medina, han comenzado a lanzar ‚Äúfuegos de distracci√≥n‚ÄĚ pol√≠tica en el panorama nacional como si todos los que los ven fuesen ni√Īos embullados en el matin√©e.

El periódico El Caribe publicó -a la firma de Yanessi Espinal- (saludos colega y amiga querida, cuánto tiempo sin verte y sin hablar) hace poco, un buen elaborado trabajo sobre la labor principal que realiza el buró político de Leonel: Están recolectando dos millones de firmas de respaldo a la candidatura de Fernández para las elecciones de 2020.

¬ŅCu√°l fue la respuesta del sector de Danilo?

‚ÄúMarear‚ÄĚ a Leonel presentando a Andr√©s Navarro y a Gonzalo Castillo (los dos mayores presupuestos de los ministerios, exceptuando a Salud) como potenciales precandidatos presidenciales del danilismo para las elecciones de 2020.

Si Leonel se come el cuento de que se enfrentará a Navarro o a Castillo, cuando su rival es Danilo, come caramelos agrios pensando que son dulces. ¡Tío Bo, el candidato será Danilo, no seáis tonto!

Las firmas para Leonel

¬ŅQu√© quiere Leonel decir con los dos millones de firmas de personas que respaldan su candidatura presidencial para 2020?

Interpreto yo que es lo siguiente: ‚ÄúProfesor√Ė con esos dos millones de firmas Danilo tiene que saber que si intenta la reelecci√≥n yo le divido el partido (PLD) y tengo las firmas necesarias para formar el PL (Poder Leonelista), para formar un frente opositor con mis aliados -sin Miguel Vargas-PRD, que me traicion√≥- y la Junta Central Electoral no tendr√≠a m√°s opci√≥n que reconocerme mi PL, para postularme como candidato presidencial en 2020‚ÄĚ.

Leonel no podr√≠a pensar en Miguel Vargas y el PRD como aliados porque ese hombre firm√≥ con √©l el pacto de las ‚Äúcorbatas azules‚ÄĚ para la modificaci√≥n constitucional de 2010 que prohib√≠a la reelecci√≥n y lo rehabilitaba a √©l (Leonel) para volver en el 2016, pero atra√≠do por las mieles de las abejas, Vargas se fue a apoyar a Danilo para la reelecci√≥n. ¬ŅAntirreleeccionista de ocasi√≥n y reeleccionista de convicci√≥n, pese al difunto Pe√Īa G√≥mez? Genio de las oportunidades, mas no de la pol√≠tica.

Las firmas que recogen los partidarios de Leonel no pueden servir para nada m√°s que para presentarlas a la Junta Central Electoral para legalizar un nuevo partido, porque si las lleva al Comit√© Pol√≠tico o al Comit√© Central del PLD, la aplastante mayor√≠a de Danilo solo le responder√°: ¬ŅY√Ė?

Pero los danilistas har√≠an muy mal si ignoran que Leonel prepara un ‚ÄúPlan B‚ÄĚ en el caso de que no se acepte -su correcta y respaldada por m√≠- posici√≥n de primarias internas porque son las que dan y reconocen los derechos de los miembros de los partidos.

En el caso de los danilistas, la promoci√≥n de Navarro y Castillo es claramente un ‚Äúmascar√≥n de proa‚ÄĚ que dif√≠cilmente se lo creer√°n sus adversarios.

Mientras danilistas y leonistas intentan enga√Īarse o amenazarse, seg√ļn el caso, la sociedad debe reclamar, por todos los medios, que el Congreso Nacional apruebe ya la Ley de Partidos y modifique el r√©gimen electoral para que en las pr√≥ximas elecciones tengamos representantes con ideas, capacidad y menos afluencia del dinero, sea como efectivo, salami, puestos de trabajo o pistolas.

La respuesta de Danilo

¬ŅQu√© quieren Danilo y su grupo al presentar a Gonzalo Castillo y a Andr√©s Navarro (dos ministros que resuelven y cualquiera puede verlos) como postulantes presidenciales?

Quiere ‚Äúmarear‚ÄĚ a Leonel para que crea que √©l ‚Äúno est√° en eso‚ÄĚ. Si Leonel se cree el cuento de que va a competir con ventaja frente a Castillo o a Navarro, porque Leonel es mucho m√°s popular que ambos, se va a guayar porque su oponente seguro, se llama Danilo Medina S√°nchez.

Si Leonel quiere sabe -y sus pupilos- que siempre que he tenido que defender sus derechos, lo he hecho sin temor al poder de sus adversarios y digo con honor que él siempre ha tenido una actitud de respeto y hasta aprecio a mi trabajo como periodista, pero lo veo distraído de la realidad política del país y del PLD.

Revise su agenda, profesor, y vaya hasta donde su valor personal -al riesgo- lo lleve, porque Dios est√° muy ocupado en asuntos de otro tipo y no lo va a colocar en la candidatura presidencial del PLD, eso corresponde a sus favorecidos durante sus a√Īos como gobernante.

Pero cuídese de Danilo, que estoy convencido de que no le permitirá pasar. Perdone la franqueza.

Crédito/Listin.com.do