Considera el PLD debe prepararse para divisi贸n

Mi茅rcoles, 13 Diciembre 2017 10:12 Escrito por  Fuente Publicado en NACIONALES
Considera el PLD debe prepararse para división Foto de archivo.

Santo Domingo, DN.- Las contradicciones pol铆ticas entre el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fern谩ndez est谩n llegando a punto de no retorno: Danilo no parece dispuesto a aceptar que Leonel retorne a la Presidencia de la Rep煤blica y Leonel tampoco se conformar铆a con ver pasar su entierro pol铆tico y la continuidad del danilismo en el poder.

Las desconfianzas son mutuas y m谩s que justificadas porque no se trata de un pleito de vecinos por el ladrido de un perro, estamos hablando del control de un poder de gobierno que en los hechos tiene m谩s fuerza y atribuciones que una monarqu铆a feudal.

En este pa铆s -d铆gase lo que se quiera- el Presidente de la Rep煤blica lo controla todo y si hay tres personas que lo saben muy bien son Leonel, Danilo e Hip贸lito Mej铆a.

No es casual que los 煤nicos expresidentes que viven, pese a que han gobernado en conjunto 21 a帽os脰 隆Los tres aspiren para 2020!

Hay propuestas, como la de Tem铆stocles Mont谩s, de que Leonel y Danilo se aparten para que un candidato escogido por las bases abandere al PLD en las pr贸ximas elecciones. Ese candidato no existe hoy y lo m谩s probable es que se repita en unas primarias -sean con padr贸n propio o con padr贸n universal- lo que pas贸 en la selecci贸n de los nuevos miembros del Comit茅 Central y del Comit茅 Pol铆tico del PLD, que el gobierno arras贸. Y Leonel sabe eso por experiencia propia.

Lo que afirma la vicepresidente Margarita Cede帽o de que no habr谩 reelecci贸n ni divisi贸n, es un deseo altruista, pero que carece de fuerza real para imponerse ante la virulencia de la confrontaci贸n. Est谩 en la peor de las posiciones para conciliar: es esposa de Leonel y vicepresidenta de Danilo. Ninguno de los dos la desean como su sustituto.

Si se toma la verdadera dimensi贸n de la confrontaci贸n, sobre todo su contexto hist贸rico, entonces las transacciones no ser谩n f谩ciles y usualmente la gente que compite, tiene la esperanza y conf铆a en que puede vencer a su adversario.

Contexto de la confrontaci贸n

Las cosas iban bien en el Partido de la Liberaci贸n Dominicana (PLD) cuando llegaron al poder en agosto de 1996, pero dieron un paso que los meti贸 de lleno en la lucha por intereses personales: Todo el Comit茅 Pol铆tico se mud贸 para el gobierno con la sola excepci贸n de Jos茅 Tom谩s P茅rez, que en ese momento era el secretario general. Para el a帽o 2000 Danilo fue candidato presidencial del PLD, que fue unido y respaldado por Leonel, pero la circunstancia de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) ven铆a recuper谩ndose y llev贸 un candidato popular (Hip贸lito) que plant贸 cara y desafi贸 al poder cuando trataron de ridiculizarlo, adem谩s de que el Partido Reformista llev贸 al expresidente Joaqu铆n Balaguer como su aspirante presidencial, reparti贸 los votos en tres y dio la primera minor铆a a Hip贸lito.

El cuadro del PLD era desolador en el a帽o 2002 con el PRD controlando todos los poderes y designando jueces a su antojo. Leonel inici贸 -supongo que por decisi贸n del Comit茅 Pol铆tico de su partido- una campa帽a de denuncias contra el gobierno de Hip贸lito Mej铆a que inclu铆a la acusaci贸n de que estaba adoptando decisiones y pr谩cticas que pon铆an en riesgo la estabilidad macroecon贸mica y la supervivencia del sistema bancario.

La crisis estall贸 en la primavera de 2003 con la quiebra en l铆nea de tres bancos que crearon una situaci贸n verdaderamente dram谩tica para el pa铆s: se dispar贸 la tasa del d贸lar, la inflaci贸n galop贸, se perdieron cientos de miles de puestos de trabajo, cay贸 estrepitosamente la calidad de vida, se increment贸 la pobreza y se crearon las condiciones objetivas para un posible desplazamiento del gobierno de Hip贸lito en las elecciones del a帽o siguiente.

Para que la situaci贸n se volviera completamente 贸ptima para el retorno de Leonel y el PLD al poder, Hip贸lito -borracho de poder- y crey茅ndose que porque le entreg贸 300 soldados dominicanos a George Bush y a Jos茅 Mar铆a Aznar para que los llevaran al Irak que aquellos estaban descuartizando, 茅l era amigo de los americanos y de los espa帽oles y lo iban a preferir para que continuara en el poder.

M谩s preciso aun: fue el expresidente George Bush (padre) quien por ese tiempo le dijo a Hip贸lito en uno de los complejos tur铆sticos del este del pa铆s, que 茅l deb铆a reelegirse y crey茅ndose por encima de todo el mundo, march贸 contra la tradici贸n anti-reeleccionista del PRD demostrada por Juan Bosch cuando subi贸 al poder e hizo modificar la Constituci贸n -entre otras reformas- para prohibir en forma clara y directa la reelecci贸n. Esos mismos principios siguieron Pe帽a G贸mez y Hatuey de Camps como l铆deres del PRD.

Con su decisi贸n, Hip贸lito, que estaba dirigiendo un pa铆s en una profunda crisis econ贸mica y una creciente movilizaci贸n social, provoc贸 la divisi贸n del PRD antes de las elecciones, las que naturalmente perdi贸 en forma abrumadora y catapult贸 a Leonel como l铆der del PLD porque era el 煤nico de sus dirigentes que hab铆a alcanzado la Presidencia, pues Danilo hab铆a perdido.

Leonel surg铆a entonces como la estrella que hab铆a vencido a Pe帽a G贸mez y a Hip贸lito, adem谩s de que en el plano interno hab铆a reunido a su lado a la vieja guardia pelede铆sta que estaba fuera de las filas por divisiones anteriores: Rafael Alburquerque, Hamlet Hermann, Vicente Bengoa, N茅lsida Marmolejos, Max Puig, todos dirigentes y personalidades reconocidas y con n煤cleos de expelede铆stas a su entorno, entre otros.

Elecciones de 2008 y la irrupci贸n del Estado

Cuando la campa帽a electoral de 1996 en que compet铆an Pe帽a G贸mez, Leonel Fern谩ndez y Jacinto Peynado, los reporteros que yo dirig铆a en El Caribe me contaban que los dirigentes del PLD -con Leonel a la cabeza- comenzaban a peinar una provincia con su propaganda, discursos y a media tarde hac铆an una parada para picar algo. 驴A qu茅 restaurante iban? Se sal铆an de una ciudad como Cotu铆, buscaban un lugar apacible y de una furgonetita de las que ahora llaman 鈥減lataneras鈥, sacaban s谩ndwich y refrescos. 隆Eso com铆an y lo hac铆an solos! Guardo fotograf铆as de esos episodios, porque tras el paso por el poder, una parte significativa de los dirigentes del PLD, nacionales y provinciales, son los nuevos tutumpotes y marrulleros pol铆ticos que denunci贸 Bosch en los a帽os sesenta.

Naturalmente, cuatro a帽os del primer gobierno del PLD fueron cambiando el cuadro y a su retorno, en su discurso de toma de posesi贸n, en lo que pareci贸 una promesa de rectificaci贸n, Leonel empe帽贸 su palabra de que en esa nueva oportunidad que le daba el pueblo dominicano de volver a gobernar, 鈥渁hora no le podemos fallar鈥.

Tras el fiasco y las divisiones que el intento de reelecci贸n de Hip贸lito dej贸 al pa铆s, el de Leonel fue un gobierno que se ocup贸 de revertir la tragedia econ贸mica y social que hall贸 en 2004. Lo hizo con relativo 茅xito, que en comparaci贸n con el desempe帽o de Hip贸lito, parec铆a una salvaci贸n. Si a eso se agrega que estaba unido y en el gobierno, frente a un PRD dividido y sin un dirigente capaz de enderezar su rumbo, la continuidad del PLD en el poder no estaba en discusi贸n.

Las pr贸ximas elecciones de mayo de 2008 estaban a la vista y Danilo se consideraba el candidato natural del PLD para enfrentarse a un PRD d茅bil, pero la circunstancia de que Hip贸lito hab铆a cocinado una reforma constitucional para establecer una reelecci贸n y nunca m谩s, permit铆a a Leonel optar por postularse nuevamente como candidato a la Presidencia.

Danilo, que sab铆a que el PLD iba a ganar, renunci贸 del gobierno en diciembre de 2006 y anunci贸 que buscar铆a la candidatura presidencial en 2008.聽 Leonel, que sab铆a tambi茅n que el triunfo del PLD era un paseo, cada uno con su aspiraci贸n a cuesta, obviaron una discusi贸n pol铆tica sobre qui茅n deb铆a ser el candidato y terminaron enfrentados en la convenci贸n de 2007 y el resultado favorable a Leonel nos hizo conocer aquella frase lapidaria de Danilo frente a las c谩maras: 鈥淢e venci贸 el Estado鈥.

Danilo se apart贸 de la campa帽a, Leonel derrot贸 a Miguel Vargas Maldonado y con sus nuevos amigos gobern贸 los cuatro a帽os sin el concurso -aunque tampoco con su boicot- de quien fuera su delf铆n y armador pol铆tico, el mismo Danilo.

(En la pr贸xima entrega veremos el contexto de la confrontaci贸n Danilo-Leonel entre 2008 y 2015)

Cr茅dito/Listin.com.do